Información

Consumo de alcohol y sistema nervioso central

Consumo de alcohol y sistema nervioso central



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Después de la ingesta de alcohol, las funciones relacionadas con el cerebro, como la visión y el habla, se ven afectadas primero y luego hay un problema con las funciones del cerebelo, como el equilibrio y la coordinación mano-ojo. Mi pregunta es: ¿por qué es así? ¿Por qué aparecen en ese orden? ¿Tiene algo que ver con la tasa diferencial de absorción en las células, o cualquier otra cosa relacionada con la anatomía en lugar de la fisiología?


Después de la ingesta de alcohol, las funciones relacionadas con el cerebro, como la visión y el habla, se ven afectadas primero y luego hay un problema con las funciones del cerebelo, como el equilibrio y la coordinación mano-ojo. Mi pregunta es: ¿por qué es así? ¿Por qué aparecen en ese orden?

Lo es y no es complicado. Cuando incluye lo que hace cada uno, es una pregunta interesante.

Sabemos por experiencia (e incluso investigación, aunque la ética de llevar a cabo dicha investigación es cuestionable) que de los efectos notables en el cerebro, la primera parte del cerebro (de la que podemos ver los efectos) está en el cerebro. A relativamente En dosis bajas, el bebedor se siente más relajado, más hablador, menos inhibido. (También hay una disminución medible en el procesamiento de la información y el tiempo de reacción, así como otros efectos menos obvios). Todos estos están bajo el control del cerebro.

En esta etapa, el cerebelo también se ve afectado, pero no gravemente (de una manera que podemos observar como un cambio en el comportamiento). El cerebro es fundamental para el funcionamiento; el cerebelo es fundamental para la supervivencia. Aunque se presenta como un argumento teleológico, el simple hecho es que los efectos del alcohol y otros sedantes en varias partes del cerebro dependen de la dosis.

En primer lugar, se revelaron cambios en las imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) dependientes de la dosis en las regiones orbitofrontal (OF) y motora (pero no cerebelosa); las regiones frontales visual y medial no se vieron afectadas. En segundo lugar, las regiones cerebelosas se asociaron significativamente con el comportamiento de conducción de una manera dependiente de la dosis. Finalmente, se observó un efecto disruptivo global del alcohol en los cursos de tiempo de la ACI con diferencias altamente significativas en las regiones OF y motoras. Por tanto, el alcohol demostró algunos efectos conductuales y efectos únicos, disruptivos y dependientes de la dosis sobre la señal de resonancia magnética funcional dentro de varios circuitos cerebrales. Los datos de fMRI también sugieren que los déficits observados en la intoxicación por alcohol pueden modularse principalmente a través de las regiones OF / cingulada anterior, motora y cerebelosa en oposición a las áreas de atención en la corteza frontoparietal.

Si tu quieres saber por qué diferentes partes del cerebro requieren dosis más altas para deteriorarse, eso es fácil en teoría pero muy complicado en realidad. En teoría, el cerebro no es diferente de cualquier otro órgano complejo del cuerpo: está formado por diferentes células. Claro, todas son neuronas (excluyendo las células gliales / etc.), pero no todas las neuronas son iguales, al igual que no todos los miocitos cardíacos son iguales. En realidad, se desconoce la respuesta.

Los mecanismos neuronales que subyacen a la intoxicación por alcohol no están claros. Encontramos que el alcohol altera la coordinación motora al mejorar la inhibición tónica mediada por un subtipo específico de receptor GABAA extrasináptico (GABAR), α6β3δ, expresado exclusivamente en las células granulares del cerebelo. En estudios recombinantes, caracterizamos un polimorfismo de un solo nucleótido de origen natural que provoca un cambio de un solo aminoácido (R100Q) en α6 (codificado en ratas por el gen Gabra6). Mostramos que este cambio aumenta selectivamente la sensibilidad al alcohol de los GABAR α6β3δ. Las comparaciones de comportamiento y electrofisiológicas de ratas Gabra6100R / 100R y Gabra6100Q / 100Q sugieren fuertemente que el alcohol altera la coordinación motora al mejorar la inhibición tónica de las células granulares. Estos hallazgos identifican a los GABAR extrasinápticos como objetivos críticos subyacentes a la intoxicación por alcohol en dosis bajas y demuestran que los cambios sutiles en la inhibición tónica en una clase de neuronas pueden alterar el comportamiento.

Lo anterior suena como una razón, pero aún se debate. Creo que es seguro decir que, al igual que muchas reacciones celulares, la respuesta se reducirá a los receptores y su activación o inhibición, ya sea para GABA / NMDA, combinaciones u otros.

Deterioro del comportamiento por alcohol en hombres y mujeres
Efectos diferenciales del etanol sobre la coordinación motora en ratas adolescentes y adultas
Efectos de la intoxicación por alcohol en la conducción simulada: exploración de los efectos de la dosis de alcohol en la activación cerebral mediante resonancia magnética funcional
Modulación de los receptores GABA A en neuronas granulares cerebelosas por etanol: una revisión de estudios genéticos y electrofisiológicos
El etanol afecta la señalización del receptor NMDA en las sinapsis de las células de Purkinje de fibra trepadora en ratones y afecta el LTD cerebeloso


Contenido: Llevar alcohol al cerebro: cruzar la barrera hematoencefálica

Para que el alcohol cause intoxicación, debe ingresar al cerebro. Una vez que se consume alcohol, sale del tracto gastrointestinal (GI) para ingresar al torrente sanguíneo. Este proceso se denomina & # 8220absorción & # 8221. El alcohol se absorbe fácilmente a través de las membranas celulares que recubren el tracto gastrointestinal hacia los capilares sanguíneos. Una vez en el torrente sanguíneo, el etanol se transporta al corazón, donde se mueve a los pulmones y regresa al corazón para ser bombeado a través del sistema arterial a todos los órganos del cuerpo.

Descubra cómo se absorbe el etanol en el torrente sanguíneo mediante filtración y difusión pasiva.

Aprenda cómo se transporta el etanol a través del torrente sanguíneo a los órganos principales.

El etanol viaja al cerebro dentro de las arterias que se encuentran entre el cráneo y el cerebro mismo. Estas arterias se ramifican en capilares, que se sumergen profundamente en el tejido cerebral. El etanol debe pasar a través de estos capilares para llegar a todas las células (p. Ej., Neuronas) del cerebro. Para la mayoría de las moléculas, no es tan fácil ingresar al cerebro. Hay una barrera llamada barrera hematoencefálica que protege al cerebro de sustancias extrañas que potencialmente podrían dañar este órgano altamente especializado. Desafortunadamente para el cerebro, no existe una barrera para el etanol. El etanol atraviesa la barrera hematoencefálica con mucha facilidad. Esto se debe a sus características químicas, aunque es algo polar, también es lipofílico, por lo que se mezcla fácilmente con la grasa de la membrana.

Obtenga más información sobre las características químicas del etanol.

En realidad, la barrera hematoencefálica consta de varios componentes. Éstos incluyen:

  • Capilares
    Los capilares del cerebro forman el principal componente estructural de la barrera hematoencefálica; son diferentes a otros capilares del cuerpo. Fuera del sistema nervioso central, el endotelial Las células que forman las paredes capilares están unidas entre sí de forma flexible, y las aberturas transitorias llamadas fenestrae (es decir, ventanas) en la membrana celular permiten que el agua, los iones y los pequeños solutos se muevan a través de la membrana. Por el contrario, las células endoteliales de los capilares del cerebro están muy juntas y no hay fenestras, lo que impide el paso de la mayoría de las sustancias al cerebro.
  • Juntas apretadas
    Para garantizar que las células endoteliales permanezcan juntas, proteínas especializadas residen en las membranas celulares formando conexiones llamadas uniones estrechas. Estas uniones impiden el movimiento de grandes solutos entre las células endoteliales hacia el tejido cerebral.
  • Envoltura de astrocitos
    Para mayor protección, las celdas accesorias llamadas astrocitos se envuelven alrededor de los capilares, como aislamiento en un cable. A menos que una molécula sea pequeña y lipofílica (atraída por los lípidos), tendrá dificultades para atravesar esta capa por difusión pasiva.
  • Transportadores de eflujo (proteínas)
    Y en caso de que algunas moléculas ingresen al cerebro que no deberían estar allí, hay proteínas especializadas que transportan la molécula de regreso, como una puerta giratoria. Estas proteínas de salida requieren energía para transportar moléculas fuera del cerebro. Esta transporte activo El proceso es común con algunos medicamentos tóxicos contra el cáncer, lo que les dificulta atravesar la barrera del cerebro del medicamento.

¿Qué hace que sea tan fácil para el etanol cruzar la barrera hematoencefálica? En el caso de otras membranas biológicas, el etanol se mueve a través de filtración (moviéndose a través de espacios de agua porque se disuelve en agua) y por Difusión pasiva (moviéndose con el gradiente de concentración a través de la propia membrana porque también se disuelve en lípidos). En los capilares cerebrales, el lipofílico El carácter del etanol le permite moverse por difusión pasiva a través de la membrana de la célula endotelial y a través de la envoltura de astrocitos. ¡El etanol y la masa pequeña # 8217 también ayudan!

Figura 2.3 La barrera hematoencefálica consiste en capilares muy compactos sin agujeros (fenestrae) que están envueltos con una capa de grasa por astrocitos. Los transportadores de eflujo (proteínas) ayudan a expulsar sustancias extrañas que podrían colarse a través de la membrana capilar.

Repase cómo el etanol atraviesa las membranas biológicas

Aunque las restricciones físicas impuestas por la barrera hematoencefálica limitan el suministro de drogas o toxinas al cerebro, otras pequeñas drogas lipofílicas pueden difundirse pasivamente a través de la barrera hematoencefálica, incluidas la nicotina, la marihuana y la heroína. Además, los nutrientes solubles en agua, como la glucosa, y las grandes moléculas solubles en agua, como las vitaminas, llegan a todas las células del cerebro. Estos compuestos son transportados a través de la barrera por proteínas llamadas transportadores. Este proceso requiere energía y se conoce como transporte activo.


Introducción

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta al 2 & # x020135% de la población en los países occidentales. La enfermedad se caracteriza por una mayor proliferación celular en la capa epidérmica basal y una diferenciación alterada en la parte apical de la epidermis. Los mecanismos patoetiológicos incluyen tanto el sistema inmunológico innato como el adquirido. 1

Existe una interacción compleja entre los factores genéticos y ambientales relacionados con la gravedad y el desencadenamiento de la psoriasis. 2, 3 Dichos factores desencadenantes / agravantes incluyen daño a la piel e infección estreptocócica. Los estudios también han demostrado que el estrés psicológico, debido a las crisis de emergencia y el estrés familiar, puede contribuir a la aparición de la psoriasis. Otros factores que pueden empeorar la psoriasis son los fármacos, como los betabloqueantes, el litio y el interferón - & # x003b1. El tabaquismo también puede tener un efecto negativo sobre la enfermedad. 4 Recientemente, Zink et al 5 informaron sobre diversas formas de adicción en la psoriasis, siendo la dependencia del alcohol una de las más importantes.

La presente revisión analiza el papel del alcohol (etanol) en la psoriasis.


Hormonas y neurotransmisores en la neurobiología del alcoholismo

Los científicos han demostrado que, directa o indirectamente, el alcohol puede interactuar con una amplia gama de neurotransmisores en el sistema nervioso. Esta interacción se produce debido a la naturaleza liposoluble del etanol, que le permite atravesar la barrera hematoencefálica (BHE) y así llegar al cerebro.

Los neurotransmisores y hormonas susceptibles de interactuar con el alcohol etílico son los siguientes:

  • GABA
  • Glutamato
  • Opioides endógenos
  • Dopamina
  • Adrenalina y norepinefrina
  • Acetilcolina
  • Serotonina
  • Cannabinoides
  • Factor liberador de corticotropina (CLF)
  • Neuropéptido Y

La dependencia del alcohol es un déficit en la capacidad de regulación fisiológica de nuestros sistemas endógenos de motivación y recompensa. Varias estructuras cerebrales son responsables de estos sistemas que impactan el comportamiento humano. Sistemas como el sistema límbico, la amígdala, el hipocampo, el núcleo caudado, el núcleo accumbens y el lóbulo frontal.

Una disfunción en los sistemas antes mencionados podría estar relacionada con la dependencia del alcohol, la intoxicación por alcohol o los síntomas de abstinencia.


GESTIÓN DE LA RETIRADA DE ALCOHOL

En pacientes con grados menores de abstinencia de alcohol, a menudo no se requiere medicación para ayudar a controlar los síntomas. La literatura médica es cada vez más consistente en que las benzodiazepinas son el tratamiento de elección para la abstinencia de alcohol, sin embargo, hay menos claridad sobre qué compuesto en particular es superior. 4

En la práctica clínica, generalmente se recomienda una benzodiazepina de acción prolongada, administrada en una dosis que se reduce gradualmente (tabla 6). Los cursos tienen un límite de tiempo, para maximizar el beneficio para el paciente y minimizar el uso indebido de los medicamentos. Es posible que se requieran dosis más altas en pacientes más enfermos, y algunos pacientes con malestar agudo pueden requerir tratamiento parenteral, generalmente con diazepam intravenoso. También es importante recordar que la abstinencia aguda puede precipitar la encefalopatía de Wernicke.

Manejo de la abstinencia de alcohol


Los niveles bajos de alcohol son buenos para el cerebro, muestra un estudio

Si bien un par de copas de vino pueden ayudar a despejar la mente después de un día ajetreado, una nueva investigación muestra que en realidad también puede ayudar a limpiar la mente. El nuevo estudio, que aparece en la revista Informes científicos, muestra que los niveles bajos de consumo de alcohol reducen la inflamación y ayudan al cerebro a eliminar las toxinas, incluidas las asociadas con la enfermedad de Alzheimer.

"Se sabe que la ingesta prolongada de cantidades excesivas de etanol tiene efectos adversos en el sistema nervioso central", dijo Maiken Nedergaard, MD, DMSc., Codirector del Centro de Neuromedicina Traslacional del Centro Médico de la Universidad de Rochester (URMC) y autor principal del estudio. "Sin embargo, en este estudio hemos demostrado por primera vez que las dosis bajas de alcohol son potencialmente beneficiosas para la salud del cerebro, es decir, mejoran la capacidad del cerebro para eliminar los desechos".

El hallazgo se suma a un creciente cuerpo de investigación que apunta a los beneficios para la salud de las dosis bajas de alcohol. Si bien el consumo excesivo de alcohol es un peligro para la salud bien documentado, muchos estudios han relacionado niveles más bajos de consumo de alcohol con un riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares y varios cánceres.

La investigación de Nedergaard se centra en el sistema glifático, el proceso de limpieza único del cerebro que fue descrito por primera vez por Nedergaard y sus colegas en 2012. Mostraron cómo el líquido cefalorraquídeo (LCR) se bombea al tejido cerebral y elimina los desechos, incluidas las proteínas beta amiloide y tau que están asociados con la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. Investigaciones posteriores han demostrado que el sistema glifático es más activo mientras dormimos, puede dañarse con un derrame cerebral y un trauma, y ​​mejora con el ejercicio.

El nuevo estudio, que se realizó en ratones, analizó el impacto de la exposición al alcohol tanto aguda como crónica. Cuando estudiaron los cerebros de animales expuestos a altos niveles de alcohol durante un largo período de tiempo, los investigadores observaron altos niveles de un marcador molecular de inflamación, particularmente en células llamadas astrocitos que son reguladores clave del sistema glifático. También notaron deterioro de las habilidades cognitivas y motoras del animal.

Los animales que estuvieron expuestos a niveles bajos de consumo de alcohol, análogos a aproximadamente 2 & frac12 bebidas por día, en realidad mostraron menos inflamación en el cerebro y su sistema glifático fue más eficiente para mover el LCR a través del cerebro y eliminar los desechos, en comparación con los ratones de control que fueron no expuesto al alcohol. El rendimiento de los animales de dosis baja en las pruebas cognitivas y motoras fue idéntico al de los controles.

"Los datos sobre los efectos del alcohol en el sistema glifático aparentemente coinciden con el modelo en forma de J relacionado con los efectos de la dosis de alcohol en la salud general y la mortalidad, en el que las dosis bajas de alcohol son beneficiosas, mientras que el consumo excesivo es perjudicial para la salud en general", dijo. Nedergaard. "Los estudios han demostrado que la ingesta de alcohol de baja a moderada se asocia con un menor riesgo de demencia, mientras que beber en exceso durante muchos años confiere un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Este estudio puede ayudar a explicar por qué ocurre esto. Específicamente, dosis bajas de alcohol parecen mejorar la salud general del cerebro ".


Efectos a largo y corto plazo del alcohol en el sistema nervioso

Algunos de los efectos a corto plazo del alcohol desaparecen poco después de que el alcohol se procesa y se elimina del cuerpo. Pero el abuso del alcohol a largo plazo puede tener muchos efectos negativos directos e indirectos.

Las complicaciones del sistema nervioso pueden surgir por daño hepático. Eventualmente, las enfermedades relacionadas con el sistema nervioso pueden hacer necesaria la contratación de un cuidador.

También está el hecho de que los alcohólicos a menudo eligen beber antes que comer. La mala nutrición contribuye aún más al daño en el cerebro y otros órganos.

Efectos a corto plazo del alcohol en el SNC

  • Sentirse mareado
  • Falta de juicio e impulsividad.
  • Incapaz de concentrarse y pensar con claridad.
  • Incapacidad para equilibrar
  • Habla arrastrada
  • Sentidos apagados, incluida la visión borrosa.
  • Somnolencia
  • Apagones: un período de tiempo del que una persona no tiene memoria. Comúnmente relacionado con el consumo excesivo de alcohol.
  • Dolores de cabeza severos

Efectos a largo plazo del alcohol en el SNC

  • Daño a los nervios en todo el SNP que resulta en hormigueo, ardor, dolor, entumecimiento y problemas intestinales y de vejiga.
  • La rotura de los músculos provoca sensibilidad e hinchazón. El músculo cardíaco también está debilitado.
  • Daño cerebral que conduce a pérdida de memoria y síndrome de Wernicke-Korsakoff. WKS provoca movimientos oculares anormales y visión doble. También provoca confusión y un tipo grave de amnesia que impide la formación de nuevos recuerdos.
  • Dificultades de aprendizaje y poca capacidad de atención.
  • Sensación de mucho calor o frío. Incluso un poco de actividad física puede producir un malestar extremo.
  • Sueño sin descanso
  • Alta presión sanguínea
  • Deterioro de la coordinación, estabilidad y dificultad para caminar.
  • Disfunción sexual
  • Síndrome de alcoholismo fetal: las mujeres que beben mucho durante el embarazo dañan el sistema nervioso de sus fetos, lo que puede causar problemas de por vida para el niño.
  • Cambios de comportamiento
  • Depresión, ansiedad y trastornos del estado de ánimo: hasta el 80% de los alcohólicos presentan síntomas.
  • Consumo incontrolable y síndrome de abstinencia alcohólica (AWS)
  • Delirio y alucinaciones

La buena noticia es que los alcohólicos con deterioro de la salud pueden experimentar algunas mejoras dentro de un año de abstenerse de beber. Por ejemplo, los síntomas depresivos pueden disminuir entre dos y cuatro semanas después de la sobriedad.

Esto se debe a la capacidad del cerebro para reorganizarse. La recuperación se puede ayudar junto con intervenciones médicas aprobadas por médicos, mejor nutrición y suplementos dietéticos. Los alimentos enriquecidos con tiamina pueden disminuir las lesiones cerebrales causadas por WKS y reducir los horribles efectos de la afección.


El alcohol y su impacto en el cerebro

Crédito de la foto: Clipart.com.

Objetivo

Ayudar a los estudiantes a comprender cómo el alcohol afecta las diferentes partes del cerebro, lo que a su vez afecta el comportamiento.

Contexto

Esta lección es parte de una serie creada por Science NetLinks como parte del Proyecto Science Inside Alcohol, financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA). Para obtener una lista completa de materiales, visite La ciencia dentro del alcohol: Materiales educativos. El proyecto ha desarrollado un libro electrónico para estudiantes y cuatro planes de lecciones adjuntos que enseñan a los estudiantes de secundaria sobre cómo el alcohol afecta el cuerpo humano.

Esta lección fue producida bajo la subvención # 1R25AA016107-01A1, NIAAA.

El alcohol es, con mucho, la droga que más se consume en la adolescencia. En un estudio de 2009 patrocinado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), el 14,9% de los estudiantes de octavo grado, el 30,4% de los de décimo grado y el 43,5% de los de duodécimo grado admitieron haber consumido alcohol en los últimos 30 días.

Las lecciones anteriores se han centrado en los efectos a corto y largo plazo que tiene el alcohol en la mente y el cuerpo, cómo el comportamiento de riesgo que puede resultar de beber puede afectar y dañar a otras personas y cómo el alcohol afecta el sistema digestivo, el sistema nervioso central, el sistema circulatorio y el sistema endocrino. Esta lección se centra en el impacto que el alcohol tiene en el cerebro y el sistema nervioso central, qué comportamientos resultan del uso y abuso del alcohol, qué es el alcoholismo y los cambios en el cerebro que ocurren para dar como resultado esta afección.

En la Motivación, los estudiantes responden siete preguntas diseñadas para averiguar lo que saben sobre el alcohol y su efecto en el cerebro. Sus respuestas sirven como una evaluación previa de la lección. Una vez que los estudiantes completen la lección, se les pedirá que vuelvan a examinar estas preguntas como una forma de determinar lo que han aprendido.

Durante el desarrollo, a los estudiantes se les presenta un escenario sobre dos compañeros que han comenzado a beber en exceso. La tarea de los estudiantes es desarrollar un argumento para convencer a sus amigos de por qué les conviene dejar de beber y hacer una presentación que explique sus ideas. Los estudiantes pueden trabajar individualmente o en parejas para desarrollar sus argumentos, y pueden usar cualquier medio que les gustaría presentarlos. El argumento puede redactarse y presentarse oralmente, como una presentación de PowerPoint o explicarse mediante ilustraciones. Después de discutir los argumentos, los estudiantes considerarán qué argumentos fueron más convincentes y por qué.

Las ideas de esta lección también están relacionadas con los conceptos que se encuentran en las siguientes metas de aprendizaje sobre el alcohol:

  • El cerebro es el centro de control del cuerpo y gestiona cada movimiento que hacemos. El alcohol afecta la forma en que funciona el cerebro, provocando cambios a corto y potencialmente a largo plazo.
  • Las diferentes partes del cerebro se ven afectadas por el alcohol de diferentes maneras. Algunos de estos impactos son potencialmente mortales.
  • Una persona se vuelve adicta al alcohol cuando su cerebro se adapta a la forma en que el alcohol altera el cerebro, de modo que beber se vuelve necesario para funcionar.

Planificar el futuro

Para proporcionarle antecedentes suficientes para enseñar esta lección, puede visitar el Proyecto La ciencia dentro del alcohol., que incluye material educativo adicional. También puede leer Retrasar la primera bebida: una guía para padres para conocer las últimas investigaciones sobre el impacto del alcohol en el cuerpo en crecimiento y consejos sobre cómo hablar con los niños sobre la bebida.

Motivación

Comience la lección repartiendo la hoja de preguntas para reflexionar sobre el alumno. Dé a los estudiantes unos 10 minutos para responder las preguntas. Dígales que no se preocupen si no conocen todas las respuestas. Explique que aprenderán sobre estos temas durante la lección.

Una vez que los estudiantes hayan revisado la hoja del estudiante, realice una discusión en clase para repasar las preguntas y respuestas.

    ¿Cuáles son algunos de los primeros efectos del consumo de alcohol?
      (A menudo, los primeros efectos son que las personas se vuelven más relajadas y sociables, un subproducto del hecho de que el alcohol disminuye la inhibición).
      ¿Por qué las personas que beben demasiado a veces olvidan lo que pasó?
        (El alcohol puede interferir con la grabación de recuerdos del cerebro).
        ¿Por qué la gente a veces se desmaya por beber demasiado alcohol?
          (Una persona puede desmayarse por beber demasiado alcohol cuando alcanza niveles altos en el Sistema de Activación Reticular o RAS. El RAS es la parte del tronco encefálico y el mesencéfalo que controla si está despierto o dormido. Los niveles de alcohol rápidamente alcanzan el equilibrio durante todo el proceso. el cerebro. Las diferentes regiones del cerebro tienen diferentes niveles de sensibilidad al alcohol. Algunas se ven afectadas por niveles muy bajos de alcohol, mientras que otras requieren niveles más altos de exposición).
          ¿Por qué es peligroso beber demasiado alcohol demasiado rápido?
            (Alguien que bebe demasiado alcohol demasiado rápido corre el riesgo de desmayarse. Esto sucede si el cerebro medio se apaga. Un error común sobre el desmayo es que es un mecanismo de protección contra las consecuencias negativas. Este no es necesariamente el caso. Incluso después de desmayarse, los niveles de alcohol en sangre pueden seguir aumentando, causando depresión respiratoria y posiblemente incluso la muerte. Otro peligro es que a veces las personas se desmayan y luego terminen vomitando y la mano puede atragantarse con el vómito y asfixiarse si no hay nadie cerca para ayudarlos. Por lo tanto, Es fundamental que los adolescentes y los adultos jóvenes se den cuenta de que el desmayo es grave. Cualquier persona que se desmaye debe ser vigilada cuidadosamente hasta que se despierte).
            ¿Cómo afecta el consumo de alcohol en exceso el comportamiento?
              (El alcohol puede hacer que los jóvenes tomen malas decisiones, tomen riesgos que normalmente no tomarían, como beber y conducir o tener relaciones sexuales sin protección y beber en exceso como resultado de una mayor tolerancia y la necesidad de beber más para obtener los mismos efectos que antes de.)
              ¿Cuáles son las señales de que alguien está desarrollando un problema con el alcohol?
                (Los signos que indican que los individuos están desarrollando un problema con el alcohol incluyen la necesidad de beber más para obtener los mismos efectos que tenían anteriormente, un signo del desarrollo de tolerancia al alcohol. Además, estos individuos tienden a verse menos afectados por el alcohol que otros y mdashthat es decir, tienden a ser capaces de "aguantar el licor". Finalmente, buscar oportunidades para beber se convierte en una parte importante de su vida y comienza a asumir otras actividades).
                ¿Qué significa ser adicto al alcohol?
                  (Una persona adicta al alcohol, conocida como alcohólica, se ha vuelto tan dependiente del alcohol que el cerebro comienza a adaptarse a la forma en que el alcohol lo ralentiza. Como resultado, el cerebro se excita demasiado sin alcohol y necesita su efectos retardadores para funcionar correctamente. Algunos alcohólicos pueden tener problemas para comenzar el día sin una bebida).
                  ¿Es más probable que los jóvenes que comienzan a beber antes de los 21 años de edad se vuelvan dependientes del alcohol?
                    (Las investigaciones apuntan a una relación entre el inicio temprano del consumo de alcohol y los problemas posteriores relacionados con el alcohol. Considere estos hechos: En 2003, la edad promedio del primer consumo de alcohol era alrededor de los 14 años, en comparación con los 17 y 12 años en 1965. Aquellos individuos que informaron haber comenzado a consumir alcohol beber antes de los 15 años tenían cuatro veces más probabilidades de informar que también cumplían los criterios de dependencia del alcohol en algún momento de sus vidas. Una nueva investigación sugiere que los problemas graves con la bebida (incluido lo que se llama alcoholismo) típicamente asociados con la mediana edad en realidad comienzan a aparecen mucho antes, durante la edad adulta joven e incluso la adolescencia. [Alerta de alcohol: consumo de alcohol por menores, enero de 2006, Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo. Disponible en: http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/aa67/aa67. htm].)

                  Desarrollo

                  En esta parte de la lección, los estudiantes aprenderán más sobre cómo el alcohol afecta el cerebro al estudiar un recurso hecho especialmente para ellos y al desarrollar un argumento para convencer a dos estudiantes de que dejen de beber.

                  Para comenzar, los estudiantes deben usar la hoja electrónica del estudiante El alcohol y su impacto en el cerebro para leer el recurso para estudiantes El alcohol y su cerebro. Dígales a los estudiantes que este recurso explica cómo el alcohol afecta el cerebro y el sistema nervioso central, lo que resulta en comportamientos potencialmente peligrosos.

                  Una vez que los estudiantes hayan terminado de leer el recurso, discuta estas preguntas con ellos:

                    ¿Por qué el SNC es particularmente vulnerable a los efectos del alcohol?
                      (El alcohol puede atravesar la barrera hematoencefálica y llegar directamente a las neuronas. Una vez que el alcohol toca estas células, se modifican, lo que produce cambios en el comportamiento).
                      Nombra tres indicadores que apuntan al hecho de que el cerebro se está desacelerando como resultado del consumo de alcohol.
                        (Tres indicadores son: habla alterada, pensamiento confuso y memoria confusa).
                        ¿Qué impacto tiene el alcohol en el cerebelo? ¿La médula?
                          (El cerebelo es la parte del cerebro que ayuda a controlar el movimiento, el equilibrio y las funciones motoras complejas. El alcohol puede disminuir la función motora y ralentizar el tiempo de reacción, por lo que una persona tiene problemas para pararse o caminar en línea recta. La médula está en el rombencéfalo y controla los latidos del corazón, la respiración y otras funciones. Durante los períodos de consumo excesivo de alcohol, estas funciones pueden ralentizar o dejar de funcionar por completo, poniendo en peligro la vida de una persona).
                          ¿En qué comportamientos se involucran a veces los adolescentes mientras beben?
                            (Mientras beben, la capacidad de los adolescentes para razonar y sopesar decisiones puede verse afectada y pueden participar en comportamientos riesgosos, como tener relaciones sexuales sin protección o beber y conducir. El alcohol también puede interferir con los medicamentos recetados que toman algunos adolescentes. Por ejemplo, alcohol mezclado con Ritalin puede dañar la capacidad de un adolescente para realizar tareas que requieren concentración total. Grandes cantidades de alcohol mezcladas con litio pueden resultar en falta de juicio, problemas de pensamiento y dificultad para realizar funciones motoras, como conducir o incluso caminar).
                            ¿Qué dice una nueva investigación sobre el consumo excesivo de alcohol y el desarrollo del cerebro?
                              (La Dra. Susan Tapert de la Universidad de California, San Diego, comparó imágenes cerebrales de resonancia magnética de bebedores compulsivos y no bebedores compulsivos. Ella encontró una diferencia en la calidad de la materia blanca. Luego examinó a los adolescentes para descubrir cómo esta diferencia afectó el funcionamiento. Encontró resultados diferentes para niñas y niños. Para las niñas, su capacidad para completar tareas espaciales, como completar un rompecabezas complejo, se vio afectada. Para los niños, fue su capacidad para prestar atención. Los investigadores ahora están investigando si estos efectos son permanentes o se resuelven con el tiempo).

                            Presente a la clase el escenario de la hoja del maestro Cómo comienza el abuso del alcohol. Puede copiar esta hoja en una transparencia y usar un retroproyector para mostrársela a los estudiantes o puede hacer copias y distribuir la hoja a los estudiantes. Dígales a los estudiantes que su tarea es desarrollar un argumento para convencer a Carlos y Claudia de que dejen de beber. Los estudiantes deben incluir información sobre las diferentes partes del cerebro y lo que hace cada una, cómo el alcohol afecta el cerebro y cambia el comportamiento y las graves consecuencias del consumo excesivo de alcohol. Los estudiantes pueden trabajar solos o en parejas para esta tarea.

                            Después de que los estudiantes desarrollen sus argumentos, deles tiempo adicional para diseñar una presentación que explique sus ideas. Las presentaciones pueden tomar la forma de una presentación de diapositivas de PowerPoint, un video, una exhibición de póster o simplemente un informe escrito. Los estudiantes probablemente necesitarán terminar sus presentaciones como tarea.

                            Para obtener más información sobre el efecto del alcohol en el cerebro, los estudiantes pueden consultar los recursos enumerados en la hoja electrónica del estudiante El alcohol y su impacto en el cerebro.

                            Durante las próximas dos clases, asegúrese de que todos los estudiantes tengan la oportunidad de presentar sus hallazgos. Luego, discuta las similitudes y diferencias entre los diferentes argumentos. ¿Qué tono piensan los estudiantes que es más efectivo con sus compañeros? ¿Es una presentación visual más poderosa que una verbal? ¿Qué información debe incluirse en el argumento?

                            Evaluación

                            Mientras los estudiantes presentan sus argumentos a la clase, considere lo siguiente:

                            • ¿Los estudiantes se sienten cómodos con la materia?
                            • ¿Han absorbido la información?
                            • ¿Han elegido los estudiantes información relevante para incluir en sus argumentos? ¿Pueden concentrarse en la información más importante? ¿Han utilizado esta información para desarrollar un argumento sólido?
                            • ¿Han considerado los estudiantes la forma más eficaz de presentar un argumento sólido? ¿Qué estrategias han utilizado?

                            Pregunte a los estudiantes si tienen algunas preguntas sobre el consumo de alcohol que les gustaría que se abordaran en lecciones futuras. Escriba sus ideas en una hoja de papel de periódico y utilícela como recurso al planificar lecciones adicionales.

                            Al final de la lección, entregue una copia en blanco de la hoja de preguntas para pensar en el estudiante, que tiene las preguntas que los estudiantes respondieron al comienzo de la lección. Pídales que las respondan nuevamente. La segunda ronda de respuestas de los estudiantes también es una indicación de cuánto han aprendido durante esta lección.

                            Finalmente, para ayudar a los estudiantes a "permanecer en el programa", pídales que involucren a sus padres o cuidadores. Para informar a los padres / cuidadores sobre el trabajo de los estudiantes en este tema, considere usar la Carta a los padres y otros cuidadores.

                            Extensiones

                            Después de conocer los efectos del alcohol en el cerebro, sugiera que los estudiantes desarrollen una campaña de "No beber" en la escuela. For information, they can use this lesson and any others in the series they have worked on. Students can write brochures, develop a public service announcement for the school, or sponsor an assembly on the topic.

                            In addition, you could lead students through these other Science NetLinks lessons related to alcohol:


                            Alcohol and the Human Body

                            Intoximeters, experts in Breath Alcohol Testing since 1945, provides the following white paper as a public courtesy. We specialize in evidential breath alcohol testing instruments and training, and are trusted by law enforcement and government regulatory agencies world-wide as a leader in the industry.

                            Alcohol and the Human Body 1

                            Alcohol is a general term denoting a family of organic chemicals with common properties. Members of this family include ethanol, methanol, isopropanol, and others. This introduction discusses the physical, chemical, and physiological aspects of the most commonly ingested of these – ethanol.

                            Alcohol (ethanol) is a clear, volatile liquid that burns (oxidizes) easily. It has a slight, characteristic odor and is very soluble in water. Alcohol is an organic compound composed of carbon, oxygen, and hydrogen its chemical formula is C2H5OH.

                            Alcohol is a central nervous system depressant and it is the central nervous system which is the bodily system that is most severely affected by alcohol (see chart below). The degree to which the central nervous system function is impaired is directly proportional to the concentration of alcohol in the blood. 2

                            When ingested, alcohol passes from the stomach into the small intestine, where it is rapidly absorbed into the blood and distributed throughout the body. Because it is distributed so quickly and thoroughly the alcohol can affect the central nervous system even in small concentrations. In low concentrations, alcohol reduces inhibitions. As blood alcohol concentration increases, a person’s response to stimuli decreases markedly, speech becomes slurred, and he or she becomes unsteady and has trouble walking. With very high concentrations – greater than 0.35 grams/100 milliliters of blood (equivalent to 0.35 grams/210 liters of breath ) – a person can become comatose and die. The American Medical Association has defined the blood alcohol concentration level of impairment for all people to be 0.04 grams/100 milliliters of blood (equivalent to .04 grams/210 liters of breath). The following is a generally accepted guide to the effects of alcohol.

                            Stages of alcohol intoxication 3

                            BAC
                            (g/100 ml of blood
                            or g/210 l of breath)
                            Escenario Clinical symptoms
                            0.01 – 0.05 Subclinical Behavior nearly normal by ordinary observation
                            0.03 – 0.12 Euforia Mild euphoria, sociability, talkitiveness
                            Increased self-confidence decreased inhibitions
                            Diminution of attention, judgment and control
                            Beginning of sensory-motor impairment
                            Loss of efficiency in finer performance tests
                            0.09 – 0.25 Emoción Emotional instability loss of critical judgment
                            Impairment of perception, memory and comprehension
                            Decreased sensitory response increased reaction time
                            Reduced visual acuity peripheral vision and glare recovery
                            Sensory-motor incoordination impaired balance
                            Somnolencia
                            0.18 – 0.30 Confusion Disorientation, mental confusion dizziness
                            Exaggerated emotional states
                            Disturbances of vision and of perception of color, form, motion and dimensions
                            Increased pain threshold
                            Increased muscular incoordination staggering gait slurred speech
                            Apathy, lethargy
                            0.25 – 0.40 Stupor General inertia approaching loss of motor functions
                            Markedly decreased response to stimuli
                            Marked muscular incoordination inability to stand or walk
                            Vomiting incontinence
                            Impaired consciousness sleep or stupor
                            0.35 – 0.50 Coma Complete unconsciousness
                            Depressed or abolished reflexes
                            Subnormal body temperature
                            Incontinence
                            Impairment of circulation and respiration
                            Possible death
                            0.45 + Muerte Death from respiratory arrest

                            Absorción 4

                            Alcohol is absorbed from all parts of the gastrointestinal tract largely by simple diffusion into the blood. However the small intestine is by far the most efficient region of the gastrointestinal tract for alcohol absorption because of its very large surface area. In a fasting individual, it is generally agreed that 10% to 20% of a dose of alcohol is absorbed from the stomach (the volume of alcohol affects the absorption) and 75% to 80% is absorbed from the small intestine. Because of this peak blood alcohol concentrations are achieved in fasting people within 0.5 to 2.0 hours, (average 0.75 – 1.35 hours depending upon dose and time of last meal) while non-fasting people exhibit peak alcohol concentrations within 1.0, and in extreme cases up to as much as 4.0 hours (average 1.06 – 2.12 hours).

                            Alcohol has a high affinity for water and is therefore found in body tissues and fluids inasmuch as they contain water. Absorbed alcohol is rapidly carried throughout the body in the blood and once absorption of alcohol is complete an equilibrium occurs such that blood at all points in the system contains approximately the same concentration of alcohol.

                            The liver is responsible for the elimination – through metabolism – of 95% of ingested alcohol from the body. The remainder of the alcohol is eliminated through excretion of alcohol in breath, urine, sweat, feces, milk and saliva. The body uses several different metabolic pathways in its oxidation of alcohol to acetaldehyde to acetic acid to carbon dioxide and water.

                            Healthy people metabolize alcohol at a fairly consistent rate. As a rule of thumb, a person will eliminate one average drink or .5 oz (15 ml) of alcohol per hour. Several factors influence this rate. The rate of elimination tends to be higher when the blood alcohol concentration in the body is very high. Also chronic alcoholics may (depending on liver health) metabolize alcohol at a significantly higher rate than the average. Finally, the body’s ability to metabolize alcohol quickly tend to diminish with age.

                            Body Weight and Body Type

                            In general, the less you weigh the more you will be affected by a given amount of alcohol. As detailed above, alcohol has a high affinity for water. Basically one’s blood alcohol concentration is a function of the total amount of alcohol in one’s system divided by total body water. So for two individuals with similar body compositions and different weights, the larger individual will achieve lower alcohol concentrations than the smaller one if ingesting the same amount of alcohol.

                            However, for people of the same weight, a well muscled individual will be less affected than someone with a higher percentage of fat since fatty tissue does not contain very much water and will not absorb very much alcohol.

                            Blood alcohol concentration depends on the amount of alcohol consumed and the rate at which the user’s body metabolizes alcohol. Because the body metabolizes alcohol at a fairly constant rate (somewhat more quickly at higher and lower alcohol concentrations), ingesting alcohol at a rate higher than the rate of elimination results in a cumulative effect and an increasing blood alcohol concentration.

                            It’s not how many drinks that you have, but how much alcohol that you consume. As you can see from the chart below some drinks are more potent than others.

                            Alcohol Content of Some Typical Drinks 5

                            Bebida Alcohol Content
                            Manhattan 1.15 oz. (34 ml)
                            Dry Martini 1.00 oz. (30 ml)
                            Malt liquor -12 oz. (355 ml) 0.71 oz. (21 ml)
                            Airline miniature 0.70 oz. (21 ml)
                            Whiskey Sour/Highball 0.60 oz. (18 ml)
                            Table Wine – 5 oz. (148 ml) 0.55 oz. (16 ml)
                            Beer – 12 oz. (355 ml) 0.54 oz. (16 ml)
                            Reduced Alcohol Beer 0.28 oz. (8 ml)

                            Mixed drinks are based on typical drink recipes using 80 proof liquor.
                            The amount of alcohol in actual mixed drinks may vary.

                            Alcohol Content (in Percent) of Selected Beverages 6

                            Bebida Alcohol Content (%)
                            Beers (lager) 3.2 – 4.0
                            Ales 4.5
                            Portero 6.0
                            Stout 6.0 – 8.0
                            Malt Liquor 3.2 – 7.0
                            Motivo 14.0 – 16.0
                            Table wines 7.1 – 14.0
                            Sparkling wines 8.0 – 14.0
                            Fortified wines 14.0 – 24.0
                            Aromatized wines 15.5 – 20.0
                            Brandies 40.0 – 43.0
                            Whiskies 40.0 – 75.0
                            Vodkas 40.0 – 50.0
                            Gin 40.0 – 48.5
                            Rum 40.0 – 95.0
                            Aquavit 35.0 – 45.0
                            Okolehao 40.0
                            Tequila 45.0 – 50.5

                            The concentration of the drinks that one ingest can have a slight effect on the peak alcohol concentration due to the differences in absorption rate of different concentrations of alcohol. Alcohol is most rapidly absorbed when the concentration of the drink is between 10% and 30%. Below 10% the concentration gradient in the gastrointestinal tract is low and slows absorption and the added volumes of liquid involved slow gastric emptying. On the other hand concentrations higher than 30% tend to irritate the mucous membranes of the gastrointestinal tract and the pyloric sphincter, causing increased secretion of mucous and delayed gastric emptying.

                            Food taken along with alcohol results in a lower, delayed blood alcohol concentration peak (the point of greatest intoxication). There are two major factors involved in this phenomenon.

                            First, because alcohol is absorbed most efficiently in the small intestine, the ingestion of food can slow down the absorption of alcohol into one’s system. The pyloric valve at the bottom of the stomach will close in order to hold food in the stomach for digestion and thus keep the alcohol from reaching the small intestine. While alcohol will be absorbed from the stomach it is a slower and less efficient transition.

                            Second and equally important is the fact that alcohol elimination rates are inversely proportional to alcohol concentration in the blood. Therefore the suppressed levels of alcohol due to food ingestion cause the body to eliminate the alcohol that is absorbed at a faster rate.

                            The type of food ingested (carbohydrate, fat, protein) has not been shown to have a measurable influence on this affect but the larger the meal and closer in time between eating and drinking, the greater the diminution of peak alcohol concentration. Studies have shown reductions in peak alcohol concentration (as opposed to those of a fasting individual under otherwise similar circumstances) of 9% to 23%.

                            If you are taking any medication, it could increase the effects of alcohol. You should always consult your physician or the medical information that accompanies the medication when drinking alcohol in conjunction with any medication.

                            Fatigue causes many of the same symptoms that are caused by alcohol intoxication. These and other symptoms will be amplified if alcohol intoxication is concurrent with fatigue.

                            Tolerance is the diminution of the effectiveness of a drug after a period of prolonged or heavy use of that drug or a related drug (cross-tolerance). There are at least two types of tolerance at work with alcohol. El primero es metabolic tolerance in which the alcohol is metabolized at a higher rate (up to two times as quickly) in chronic users. Because of the higher metabolic rate for alcohol lower peak blood alcohol concentrations are achieved by chronic alcohol users than the average drinker when the same amount of alcohol is ingested. El segundo es functional tolerance in which there is an actual change in the organ or system’s sensitivity to the drug. Studies have shown that chronic alcohol users can have twice the tolerance for alcohol as an average person. It is important to note however that even in light of these tolerance factors, it has been shown conclusively that even in heavy alcohol users functional impairment is clearly measurable at the blood alcohol concentration levels that are currently used for traffic law enforcement and safety sensitive job performance.

                            As outlined above in the section on Body Weight and Body Type different body types coincide with different body water percentages. In general, but by no means in all cases, women tend to have a higher percentage of body fat and thus a lower percentage of body water. Therefore, in general, if a man and a woman of the same weight ingest the same amount of alcohol the woman will tend to achieve a higher alcohol concentration. This, of course, would not be true if the woman was very fit and the man was somewhat obese, but on average, this is the case. Furthermore, total body water tends to decrease with age, so an older person will also be more affected by the same amount of alcohol. According to the table below the differences in alcohol concentration due to average body composition differences based on gender would be between 16% and 10% depending on age.

                            Average Total Body Water as a function of Sex and Age

                            Another gender based difference is in the elimination of alcohol. Although not explained, studies appear to show that women eliminate alcohol from their bodies at a rate 10% greater than that of men.

                            For information on Intoximeters, click About Intoximeters.

                            For information on breath alcohol testing instruments by Intoximeters, click Instruments.

                            For information on training for breath alcohol testing, click Intox Training Academy.

                            To purchase the training video of “Alcohol in the Human Body” and other training aids, click Training Aids and Supplies.


                            Neurociencia para niños

                            Alcohol may be the world's oldest known drug. Fermented grain, fruit juice and honey have been used to make alcohol (ethyl alcohol or ethanol) for thousands of years. The production of products containing alcohol has become big business in today's society and the consumption and abuse of alcohol has become a major public health problem. On this page, only the effects of alcohol on the brain and behavior will be discussed. For further information about other effects of alcohol, see the links at the bottom of this page.

                            Alcohol is a central nervous system depressant. Factors that influence how alcohol will affect a person include:

                            • la edad
                            • género
                            • physical condition
                            • amount of food eaten
                            • other drugs or medicines taken

                            The Path of Alcohol in the body

                            1. Mouth: alcohol enters the body.
                            2. Stomach: some alcohol gets into the bloodstream in the stomach, but most goes on to the small intestine.
                            3. Small Intestine: alcohol enters the bloodstream through the walls of the small intestine.
                            4. Heart: pumps alcohol throughout the body.
                            5. Brain: alcohol reaches the brain.
                            6. Liver: alcohol is oxidized by the liver at a rate of about 0.5 oz per hour.
                            7. Alcohol is converted into water, carbon dioxide and energy.

                            Effects of Alcohol

                            In low doses, alcohol produces:

                            • a relaxing effect
                            • reduces tension
                            • lowers inhibitions
                            • impairs concentration
                            • slows reflexes
                            • impairs reaction time
                            • reduces coordination

                            In medium doses, alcohol produces:

                            In high doses, alcohol produces:

                            Effects of Alcohol on the Nervous System

                            As mentioned above, alcohol is a central nervous system depressant. It acts at many sites, including the reticular formation, spinal cord, cerebellum and cerebral cortex, and on many neurotransmitter systems. Alcohol is a very small molecule and is soluble in "lipid" and water solutions. Because of these properties, alcohol gets into the bloodstream very easily and also crosses the blood brain barrier. Some of the neurochemical effects of alcohol are:

                            • Increased turnover of norepinephrine and dopamine
                            • Decreased transmission in acetylcholine systems
                            • Increased transmission in GABA systems
                            • Increased production of beta-endorphin in the hypothalamus

                            Chronic drinking can lead to dependence and addiction to alcohol and to additional neurological problems. Typical symptoms of withholding alcohol from someone who is addicted to it are shaking (tremors), sleep problems and nausea. More severe withdrawal symptoms include hallucinations and even seizures.

                            • Damage the frontal lobes of the brain
                            • Cause an overall reduction in brain size and increase in the size of the ventricles
                            • Lead to alcoholism (addiction to alcohol) and result in tolerance to the effects of alcohol and variety of health problems
                            • Cause a vitamin deficiency. Because the digestion system of alcoholics is unable to absorb vitamin B-1 (thiamine), a syndrome known as "Wernicke's Encephalopathy" may develop. This syndrome is characterized by impaired memory, confusion and lack of coordination. Further deficiencies of thiamine can lead to "Korsakoff's Syndrome." This disorder is characterized by amnesia, apathy and disorientation. Widespread disease of the brain is a feature of both Wernicke's and Korsakoff's Syndromes.

                            Drinking and Driving Don't Mix

                            The following tables are used with the permission of the Pennsylvania Liquor Control Board. They illustrate the effects of alcohol consumption on blood alcohol levels and driving skills. These data should be used only as a general reference for the effects of alcohol because body weight and other variables may influence the results. Also, some states define the limit of legal intoxication at a lower blood alcohol level (0.08%).

                            Calculating blood alcohol concentrations (Reference: Winek, C., in Forensic Sciences, edited by C.W. Wecht, Matthew Binder Press, New York, 1984):

                            Fetal Alcohol Syndrome

                            Another consequence of alcohol use is Fetal Alcohol Syndrome (FAS). Inside the mother, a fetus is fed through the placenta. Because alcohol passes easily through the placenta, every time the mother drinks alcohol, the developing fetus gets a dose of alcohol. Alcohol disrupts normal brain development - THAT IS A FACT. Fetal exposure to alcohol can impair the development of the corpus callosum (the main connection between the right and left hemispheres of the brain), reduce the size of the basal ganglia and damage the cerebellum and cerebral cortex.