En detalle

Úlcera


Las úlceras son rupturas en la superficie de un órgano o tejido inflamado o no inflamado. Generalmente aparece en la pared del estómago, es la enfermedad más común del tracto digestivo. Se desarrolla en forma de un cráter blanquecino con un borde rojizo áspero. Pueden ser poco profundos o profundos, del tamaño de una moneda.

Puede ser causado por el desequilibrio entre la acción del ácido y la protección de la mucosa que recubre el órgano. Su síntoma más común es el dolor que aparece aproximadamente una a tres horas después de las comidas, todos los días y al mismo tiempo. Este dolor puede desaparecer, pero eso no significa que se haya curado, porque en cualquier momento el dolor vuelve en forma intensa.

La úlcera se puede descubrir mediante rayos X, endoscopia o gastroscopia. También puede combinar la biopsia con la gastroscopia para verificar la presencia o ausencia de cáncer de estómago. La alimentación de una persona ulcerada debe realizarse en tres comidas pequeñas seguidas de comidas ligeras a intervalos y los antiácidos evitando siempre los alimentos que estimulan la producción de ácido.

El tratamiento se realiza con antiácidos, antibióticos y con reeducación dietética. El descanso es un factor importante en el tratamiento, ya que evita el estrés, el cansancio, las tensiones y ayuda al estómago a no presionar los vasos sanguíneos. En casos severos, se requiere cirugía.

Entre la mitad y un tercio de la población mundial porta la bacteria. Pilory Helicobacter, una bacteria lenta que infecta algunos estómagos y puede causar úlceras y cáncer en esta área.

Para prevenir la enfermedad debemos tener un poco de cuidado dietético, por ejemplo:

  • reducir los alimentos fritos (dar preferencia a los hervidos, asados ​​o a la parrilla) y los alimentos grasos en general, carnes rojas, café, tés y bebidas alcohólicas;
  • en ensaladas, disminuya o evite la pimienta, sal y vinagre;
  • reducir la ingesta de líquidos en las comidas